Proyectos de responsabilidad de los proveedores

Creación de una cadena de suministro con uso de energía eficiente y bajas emisiones de carbono

Octubre de 2019
Instalaciones de refabricación en Ámsterdam, Países Bajos

En 2016, Google celebró 10 años sin emisiones de carbono, un logro que se alcanzó gracias a una combinación de iniciativas de eficiencia energética dinámicas, compras de energía renovable y compensaciones de carbono. Nuestros centros de datos están entre los más eficientes del mundo, y mejoraron el rendimiento medioambiental a pesar del aumento de la demanda de nuestros productos. En 2017, igualamos el 100% del consumo de electricidad de nuestras operaciones globales con compras de energía renovable de todo el mundo. En la actualidad, somos el principal comprador corporativo mundial de energía renovable, ya que adquirimos más de 3 gigavatios de energía eólica y solar.1

Es muy importante aplicar estas estrategias de eficiencia energética y energía renovable en cada sitio de operación de Google para afrontar los riesgos que implica el cambio climático. Actualmente, también trabajamos para aplicar esos mismos aprendizajes y estrategias a nuestra cadena de suministro.

Aumento de la eficiencia energética

Google tiene objetivos ambiciosos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 1 y alcance 2 según el protocolo GHG. También estamos tomando medidas para reducir nuestras emisiones de alcance 3. Esto incluye trabajar con nuestros proveedores para mejorar el rendimiento medioambiental al ayudarlos a aprovechar cada vatio de energía que consumen.

Muchos proveedores se interesan en la eficiencia energética, pero no cuentan con el capital, la motivación empresarial ni la experiencia para implementar programas de administración de energía a escala. En respuesta, trabajamos con el Instituto Nacional de China para la Estandarización (CNIS) para lanzar el Programa Técnico Piloto de Administración de la Energía y Evaluación del Rendimiento en China, con el fin de ayudar a nuestros socios de la cadena de suministro de ese país a adoptar mejores sistemas de administración de energía, controlar el desempeño energético de las plantas que fabrican productos para Google, reducir el consumo y mejorar el rendimiento operativo.

Google y el CNIS dirigieron la participación de dos proveedores clave en 2017 con el fin de ayudar a transmitir el valor de la administración de energía y la eficiencia energética en la industria electrónica. Estos proveedores ya comenzaron a ahorrar energía y dinero.

Una mirada al interior de una fábrica de suministros donde se puede ver a dos personas cargando cajas en una cinta transportadora.
Nos asociamos con un programa piloto para ayudar a nuestros proveedores a aumentar la eficiencia energética y adoptar sistemas sólidos de administración de la energía.

Resumen del programa

El objetivo del programa piloto es desarrollar estrategias para que las empresas de fabricación chinas incorporen recomendaciones de administración de energía, y alentar la adopción de sistemas de administración de energía sólidos, como ISO 50001. Una vez finalizado el programa de 18 meses, las empresas participantes deberían contar con las herramientas, los recursos y el conocimiento necesarios para implementar y mantener sistemas de administración de energía sólidos en sus plantas. CNIS es la organización líder que patrocina el programa. El CNIS, un instituto de investigación sin fines de lucro que respalda a la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China, proporciona lineamientos técnicos y estándares nacionales para la eficiencia energética. Los puntos en los que hace énfasis el programa incluyen los siguientes:

Capacitación y formación: Las empresas de fabricación reciben capacitaciones a medida gratuitas y formación personalizada para implementar sistemas de administración de energía e identificar oportunidades que permitan ahorrar costos y energía.

Ahorro de energía y costos, y mejora de la productividad: Se enseña a las empresas participantes a reducir los costos de energía y mejorar la productividad mediante una mejor comprensión del uso de la energía en sus instalaciones.

Mejoras continuas en el rendimiento energético: Las empresas participantes aprenden a confirmar las mejoras en cuanto al rendimiento energético mediante la evaluación y el cumplimiento de las leyes locales.

Reconocimiento interno: Gracias a la participación en el programa, las empresas pueden demostrar su compromiso con la mejora del rendimiento energético ante clientes, reguladores y partes interesadas.

Piloto 1: Flex

Google incorporó al programa a Flex, una empresa fabricante contratista, en julio de 2017. Desde entonces, Flex completó tres talleres de capacitación e implementó un sistema de administración de energía interno que usa estándares ISO 50001. Durante el segundo taller, los equipos de Flex y CNIS identificaron cinco proyectos de ahorro de energía principales en las fábricas de Flex, en Zhuhai y Shenzhen, por un total de más de 6 millones de kilovatios-hora (kWh) por año, equivalentes al consumo anual de energía de más de 3,500 hogares de China.2

Este número se suma a los casi 5 millones de kWh de ahorro anual que el proveedor ya estaba logrando con otras medidas de eficiencia energética. Los nuevos proyectos, que incluyen mejoras en la iluminación y en los calentadores de agua, además de instalaciones de compresores de alta eficiencia, tienen un período de amortización aproximado de menos de tres años, aunque algunos proyectos se amortizan en menos de un año. Al adoptar los estándares ISO 50001 y recibir reconocimiento por lograrlo, Flex demostró liderazgo ambiental ante sus empleados, clientes y pares, y, a su vez, mejoró las operaciones comerciales.

Piloto 2: Gold Circuit Electronics

Gold Circuit Electronics (GCE) comenzó a participar en el programa piloto en el otoño boreal de 2017. Desde entonces, desarrolló un plan de acción para adoptar la norma ISO 50001, y recibirá la certificación en marzo de 2019. En los primeros dos talleres, GCE y sus socios identificaron tres proyectos de conservación de energía inmediatos, que incluían mejorar la eficiencia de la iluminación y reemplazar compresores, lo que implica un ahorro potencial total de 227,000 kWh por año. Los proyectos se completarán para enero de 2019.

GCE también participa en el programa de acondicionamiento profundo de la eficiencia energética de Google, en el que expertos de energía evaluarán e identificarán las oportunidades de ahorro en otras instalaciones de GCE.

Como resultado de la participación de GCE en capacitaciones de administración de energía, sus equipos ahora cuentan con el conocimiento para hacer un seguimiento de las medidas de eficiencia y lograr una mayor cantidad de ahorros.

Finalizaremos el programa piloto de administración de energía este año y seguiremos trabajando con nuestros proveedores para identificar otras oportunidades que permitan mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de gas de efecto invernadero.

Primer plano de una turbina de viento que forma parte de un parque eólico ubicado en Oklahoma.
Nuestra visión a largo plazo es asegurarnos de que el 100% de nuestros proveedores tengan acceso a fuentes de energía limpia, sin emisiones de carbono. (Imagen: parque eólico Minco II en Oklahoma).

Facultar a los proveedores para que usen energía renovable

A medida que crecemos, Google sigue buscando iniciativas de energía renovable para nuestros centros de datos y oficinas. Nuestro mayor objetivo es crear un mundo en el que todos, no solo Google, puedan acceder a energía limpia y renovable. Esto incluye a los fabricantes y proveedores de nuestra cadena de suministro. La expectativa es que todas las plantas de nuestros proveedores usen 100% de energía renovable en todas las regiones en las que se producen nuestros productos.

Actualmente, la mayoría de los proveedores dependen de redes de servicio público local que funcionan con carbón, gas natural y otros combustibles fósiles. Los mercados de la energía son complejos. Además, suele haber pocos mecanismos para que las empresas compren energía renovable, o bien los mercados no lo permiten.

El primer paso de nuestro largo camino es ayudar a nuestros proveedores a cambiarse a la energía renovable. Nos comprometemos a compartir lo que aprendimos en nuestro propio camino hacia el 100% de energía renovable. Estamos lanzando un nuevo programa dentro de Google para proporcionar a los proveedores las herramientas y la experiencia que necesitan para desarrollar soluciones de energía renovable. También estamos trabajando para transformar los mercados de electricidad en regiones clave con el fin de crear senderos para la adquisición de energía renovable que permitan que miles de proveedores, fabricantes y otras empresas accedan a energía limpia.

Las iniciativas de Google para defender las políticas de energía limpia y soluciones de mercado de todo el mundo también benefician a otras empresas. En 2015, Google comenzó a solicitar la oportunidad de comprar energía renovable directamente de una instalación generadora específica de Taiwán. En enero de 2017, después de un análisis concienzudo, el gobierno taiwanés corrigió la Ley de Electricidad para permitir la compra directa de energía renovable. Esto abrirá las puertas a empresas que buscan expandir su infraestructura y avanzar hacia un futuro de energía limpia. Obtén más información acerca de cómo estamos sentando las bases para un futuro de energía limpia.

En cuanto a la creación de más oportunidades de energía renovable, seguiremos trabajando junto a organizaciones y empresas que enfrentan desafíos similares, porque sabemos que lograremos mayor eficiencia si trabajamos juntos.

Qué sigue

Estamos trabajando con nuestros proveedores para instalar sistemas que permitan la mejora continua del rendimiento de energía y escalar el desarrollo de fuentes de energía renovable. Si bien todavía no sabemos ni cuándo ni cómo podremos alcanzar nuestros objetivos, nos comprometemos a desarrollar aún más nuestro mapa de ruta. Sabemos que para lograrlo se necesitará una combinación de colaboraciones, tecnología y políticas sólidas, además de la compra de estructuras. Nos entusiasman las posibilidades y estamos listos para el desafío.

1 Base de datos de Bloomberg New Energy Finance de los acuerdos de compra de energía eólica y solar, al 31 de diciembre de 2017.

2 Sobre un consumo de energía promedio en China de 1,786 kWh por grupo familiar al año. Jin Guo et. al., Electricity Demand in Chinese Households: resultados de la encuesta China Residential Energy Consumption Survey (American Council for an Energy-Efficient Economy, 2016), https://aceee.org/files/proceedings/2016/data/papers/9_76.pdf.