Historias

Disminuimos las barreras emocionales relacionadas con el reciclado de residuos electrónicos para la sustentabilidad de la cadena de suministro

Agosto de 2022

Tecnología destacada

Programa piloto

A quiénes ayudamos

Clientes del área de Denver, Colorado

Nuestro rol

Nos unimos a Amazon, Apple, Dell y Microsoft para asociarnos con Retrievr, la empresa especializada en el reciclaje de productos electrónicos, con el objetivo de adoptar un enfoque renovado sobre este tema.

Un hombre, con un chaleco amarillo reflectante y una gorra de béisbol, saca un dispositivo de una casa para reciclarlo

Es muy probable es que tengas cobre en el armario. Estaño en los cajones de los trastos. Oro en esos rincones que siempre quieres organizar pero que nunca tienes tiempo de hacerlo. Los viejos aparatos electrónicos que todos tenemos acumulando polvo en casa son pequeños tesoros de minerales y otros materiales que pueden recuperarse y utilizarse para impulsar una economía circular.

Entonces ¿por qué no hay más personas reciclándolos?

"A nivel global, solo un 20% de los residuos electrónicos postconsumo llegan a ser reciclados", afirma David Bourne, estratega de sustentabilidad de Google Consumer Hardware. "En la actualidad, muchos materiales reciclados provienen de contenido reciclado postindustrial, cuya disponibilidad es naturalmente limitada. A medida que aumente la demanda de materiales reciclados en los productos, la chatarra reciclada posindustrial no será suficiente para satisfacerla."

Con el objetivo de ir al fondo del asunto, en 2021, Google se asoció con Amazon, Apple, Dell y Microsoft, un grupo organizado por el Corporate Eco Forum, para colaborar con la empresa de reciclaje de electrónicos Retrievr en un nuevo programa piloto, que se lanzó en febrero de 2022.

El proyecto piloto de reciclado a domicilio de Denver (Colorado), de un año de duración, está diseñado para abordar los factores de comportamiento que impiden a los consumidores deshacerse de sus residuos electrónicos y ayudar a que los minerales y otros materiales que contienen estos productos vuelvan a las cadenas de suministro de la industria tecnológica.

"Por mucho que en Google hayamos obtenido materiales reciclados y sustentables a través de nuestra cadena de suministro y hayamos asumido compromisos públicos en este sentido, al fin de cuentas la cadena de suministro sólo puede proporcionar materiales reciclados en la medida en que estén disponibles", afirma Bourne.

Productos electrónicos que hibernan en los hogares

Cuando un usuario conserva un dispositivo que ya no utiliza, se denomina "hibernación del producto". El reciente programa piloto de Denver surge como consecuencia de una investigación que compartimos en 2021, que explora en detalle este fenómeno. En nuestro informe Electronics Hibernation: Understanding Barriers to Consumer Participation in Electronics Recycling Services se detallan siete razones comunes que explican la hibernación:

1. Poco conocimiento de opciones de entrega: el usuario no está informado sobre las posibilidades de reciclado que tiene disponibles, o bien tiene demasiadas y se siente abrumado.

2. Expectativas de compensación económica o social: el usuario necesita sentir que "vale la pena" entregar el dispositivo, ya sea una compensación económica o el valor de ayudar a alguien que lo necesita.

3. Nostalgia por el dispositivo: el usuario asocia recuerdos concretos de acontecimientos vitales o personas al aparato no utilizado o le asigna un valor histórico o estético.

4. Guardar productos de repuesto: el usuario quiere tener a mano los aparatos que no utiliza "por si acaso".

5. Recuperación de datos: el consumidor necesita transferir sus datos de forma segura a su nuevo dispositivo antes de estar dispuesto a entregar el antiguo aparato.

6. Eliminación de datos: el consumidor quiere eliminar los datos confidenciales de su antiguo dispositivo antes de estar dispuesto a entregarlo.

7. Reciclado poco conveniente: el consumidor sabe cómo entregar sus residuos electrónicos, pero es le resulta incómodo el proceso.

En cada una de estas barreras aparece un hilo conductor muy humano, que no suele identificarse cuando se habla de reciclado: la emoción.

"Cuando se trata de reciclar, la conversación suele girar en torno a qué tipo de tecnología puede utilizarse para desmontar productos y separar los materiales unos de otros", dice Bourne. "Pero nada de eso importa si los consumidores no llevan sus dispositivos a reciclar".

A través de nuestra investigación, quedó en evidencia que superar las barreras requiere de un enfoque emocionalmente inteligente por parte del consumidor.

Un hombre con chaleco reflectante amarillo se sube a la parte trasera de un camión de carga parcialmente lleno de cajas y equipos
Un empleado de Retrievr carga residuos electrónicos para llevarlos a instalaciones de reciclaje.

Retrievr en la puerta

Para ayudar a combatir los sentimientos de incertidumbre e inacción, la primera fase del proyecto piloto se centró en la recogida de dispositivos para reciclar a domicilio. Retrievr ofrece un sistema de reservas en línea fácil de usar que permite a los usuarios indicar qué tipo de residuos electrónicos tienen y elegir la hora para la recolección. Gracias a los fondos aportados por las marcas asociadas, Retrievr pudo ofrecer este servicio de forma prácticamente gratuita durante el piloto.

"Nos emociona poder asociarnos con algunos de las empresas más importantes de tecnología para lanzar este programa piloto", dice Kabira Stokes, CEO de Retrievr. "Todos coincidimos en que si trabajamos juntos será mucho más probable que resolvamos el problema medioambiental crítico de los residuos electrónicos. Las marcas están comprometidas con esta misión."

"La gestión de residuos en general, ya sea electrónicos o de otro tipo, suele considerarse un aspecto secundario de nuestra economía con el que deben lidiar los gobiernos locales", señala Bourne.

Pero el problema es que los gobiernos locales no suelen estar preparados para diseñar los servicios o las experiencias de usuario necesarias para atraer a los consumidores.

"Como grandes marcas orientadas al consumidor, nos dedicamos a intentar comprender cómo interactúan los productos y servicios con las personas", afirma Bourne. "Somos los que tenemos experiencia en crear las comunicaciones, los incentivos y las características de conveniencia que, en última instancia, pueden ayudar a los consumidores a devolver fácilmente los materiales de desecho a la cadena de suministro, donde pueden ser útiles de nuevo."

El programa ya está en marcha junto con una campaña inicial de concienciación, y a partir de febrero de 2022, los residentes de Denver podrán programar sus recolecciones en línea en Retrievr.com/Denver.

Impulsaremos un futuro de colaboración intersectorial para lograr cadenas de suministro más circulares.

A medida que el programa continúe, esperamos aprender aún más, perfeccionar las mejores prácticas para aumentar la participación en el reciclado de productos electrónicos y poner estos conocimientos a disposición de grupos gubernamentales, municipios y otras marcas tecnológicas.

Este proyecto piloto es la primera colaboración en materia de reciclado de productos electrónicos entre estas marcas. Creemos que es el comienzo del tipo de trabajo que se necesita para abordar los desafíos que plantea el fomento del reciclado de productos electrónicos. Evitar los daños innecesarios de la minería en hermosos paisajes naturales de todo el mundo y preservar estos lugares y recursos para las generaciones futuras es lo que nos impulsa en este compromiso.